La ayuda a la vivienda es el principal destino que se ha dado a parte de los 50.000 € que aportamos desde PEUSA en marzo de 2020, para apoyar a personas en situación vulnerable debido a la crisis del coronavirus. En total se han distribuido 34.200 €, siempre mediante el Consorci d’Atenció a les Persones del Alt Urgell, para garantizar su equilibrio y equidad.

En cuanto a los gastos de vivienda, la contribución económica aportada por PEUSA se sitúa alrededor de los 21.000 € y constituye la partida más relevante del conjunto de aportaciones económicas que hemos hecho. La colaboración para suministros energéticos (sobre todo luz y también agua y gas) han supuesto una aportación de unos 12.300 €. A los que hay que añadir unos 300 € para necesidades vinculadas con basura. Esta realidad corresponde a las necesidades básicas de economías personales y familiares afectadas por la crisis del coronavirus.

Los 15.800 € que quedan por distribuir del apoyo económico de PEUSA se integran en la última fase de ayudas que ha convocado el Ayuntamiento de la Seu de Urgell, para colaborar con personas en situación vulnerable debido a la pandemia por Covid19. Este soporte se pone a disposición de todos los residentes en el Alt Urgell que se encuentren en esta situación.

El trabajo conjunto y la cooperación entre PEUSA y el Consorci d’Atenció a les Persones del Alt Urgell (CAPAU) es una realidad activa desde hace muchos años, como medida de nuestro compromiso con la sociedad y los más vulnerables.

La ayuda a la vivienda es el principal destino que se ha dado a parte de los 50.000 € que aportamos desde PEUSA en marzo de 2020, para apoyar a personas en situación vulnerable debido a la crisis del coronavirus.

Facilidades para pagar facturas

En cuanto a empresa, autónomos e industria, hemos activado medidas para facilitar el pago de facturas por parte de todo tipo de empresas. Por ello, ofrecemos aplazar o fraccionar pagos de facturas tanto de electricidad como de gas, en caso de que sea necesario. De esta manera buscamos adaptarnos a las necesidades de la empresa en el actual contexto de pandemia en que todavía nos encontramos.

Un ahorro de 200.000 €

El apoyo que hemos facilitado a las empresas para que puedan rebajar la potencia contratada y aumentarla más adelante sin coste ha supuesto para nuestros clientes un ahorro de 200.000 €. Esta medida la pusimos en marcha en marzo de 2020 dada la situación excepcional provocada por la Covid19 y se dirige a negocios cerrados o con muy poca actividad debido a la pandemia.

En este caso, desde PEUSA hemos asumido el gasto del cambio de potencia, que en condiciones normales asume el usuario. Se han beneficiado de esta medida desde negocios familiares, hasta campings e industrias de gran volumen.

Si no et vols perdre les últimes notícies…