La justicia social en el mundo es el lema que las Naciones Unidas proponen para el 20 de febrero. Desde PEUSA focalizamos nuestra contribución social en el Pirineo, el territorio en el que tradicionalmente concentramos una mayor actividad. Si bien nuestro servicio de suministro de energía 100% renovable es para todo el Estado español, tiene lógica que la acción social más directa tenga un alcance local.

Invertimos en las personas a través de nuestra colaboración con Cáritas Urgell, con Alimentos para la Solidaridad (vinculada con la Cruz Roja) y con la ONG La Seu solidaria.

Cáritas de Urgell destaca la nueva oferta de servicio de lavandería a través de la empresa de inserción Nougrapats, destinado a hoteles, restaurantes, turismo rural y también a entidades y clubes deportivos, y de un nuevo centro de recogida y selección de ropa en el polígono industrial de la Seo de Urgel. Como curiosidad, Nougrapats dispone de placas solares de autoconsumo.

Entre los recientes proyectos de Cáritas destacan el programa de acompañamiento y acogida a las familias y particulares, el refuerzo educativo para niños y jóvenes, el de inserción laboral y el servicio de ayudas sociales. En este último paquete de ayudas se incluyen las de alimentación, vivienda, suministros esenciales (electricidad, gasóleo y agua), salud, tercera edad, transeúntes y ayudas escolares.

La ONG La Sede solidaria impulsa tanto propuestas concretas en la Seuy la comarca, como iniciativas de carácter internacional en las que siempre intervienen profesionales y voluntarios propios. “Somos una ONG pequeña y la colaboración de pies contribuye a que nuestra pequeña sociedad sea más justa”, explica Lourdes Porta, vocal de la entidad. “El apoyo de compañías como la eléctrica de la Sede es muy relevante para nosotros y para el territorio, para facilitar la vida sobre todo de niños, mujeres y personas mayores. La nuestra es una comarca de montaña y hay que tener cuidado de la población que vive sola”.  Desde PEUSA lo valoramos como la mejor contribución.

“La colaboración de la empresa contribuye a que nuestra pequeña sociedad sea más justa”

Lourdes Porta, vocal de la ONG La Sede Solidaria

La iniciativa Alimento vivo es una de las que articula nuestra colaboración, ya que está claramente ligada al territorio y consiste en una serie de vales para alimentos frescos para familias. Dado que las aportaciones se hacen dos veces al año, desde la ONG también se procura colaborar con juguetes en el período de Navidad, en colaboración con Kids & Us y el Instituto La Valira, de la Sei.

Aparte de contribuciones directas, una de nuestras participaciones es ceder un vehículo eléctrico para ayudar en la logística de reparto que se hace desde el Banco de los alimentos. De este modo, se utiliza un coche que no hace ninguna emisión de CO2 para ayudar a la distribución de víveres que se hace desde esta iniciativa, coordinada por el Consorcio de la Cruz Roja de la Sede y Alimentos para la solidaridad.

“La sensibilización y contribución de la empresa nos permite dedicar recursos a más acciones”, explica Lourdes Porta, “y centrarnos por ejemplo en una novedad como es material escolar y becas para que chicos y chicas tengan un complemento si deben estudiar fuera de la Sede “. Y recuerda que vivir en el Pirineo implica que los jóvenes que quieren estudiar en la universidad tengan que hacer un esfuerzo considerable en desplazamiento y vivienda.

Facilitar la vida de las personas y contribuir a una sociedad más justa tiene un retorno tanto positivo, que desde pies lo valoramos como la mejor contribución.

Si no et vols perdre les últimes notícies…