Las energías renovables hacen un tándem necesario con la meteorología, de la que dependen absolutamente. Es por ello que conocer la intensidad y recorrido del viento, las horas de insolación y el ritmo de lluvias que condicionan el caudal de los ríos es esencial. Para explicar esta realidad en el Pirineo y para sensibilizar a los más jóvenes, desde PEUSA colaboramos con Meteo Pirineus en la organización de una serie de talleres para escuelas que lo explican de manera didáctica.

Gracias a unas maquetas del Pirineo hechas con 3D desde PEUSA, esta empresa de servicios vinculados a la meteorología y la montaña lo puede explicar de manera aplicada, haciendo un simulacro de estar sobre el terreno. También hemos creado reproducciones en forma de maqueta de un generador eólico, uno de hidráulico y una placa fotovoltaica. “Los chicos y chicas que toman parte en las sesiones observan que la consecuencia directa de accionar un ventilador o de la acción del sol sobre una placa solar es que se encienden las luces a otro extremo de la maqueta”, explica el responsable de Meteo Pirineus, Albert de Gracia.

“Abordamos, por ejemplo, por qué el viento esquiva el Pirineo y se va al Empordà y lo relacionamos con la meteorología. Explicamos que es muy variable en función del lugar y que, entendiendo bien el clima, podemos identificar mejor cuál es la energía renovable idónea en cada rincón del Pirineo“, explica Albert de Gracia.

Un territorio privilegiado

Saber que las horas de sol en el Alt Urgell y en La Cerdanya son muy favorables y que hacen aconsejable disponer de placas fotovoltaicas es uno de los grandes aprendizajes obtenidos.

Según explica Albert de Gracia, los jóvenes alumnos de alrededor de 12 años que intervienen en sus talleres “descubren que en el Pirineo se pueden hacer funcionar las energías renovables … una realidad que no siempre conocen a fondo”. Una vez se dispone de esta y otras informaciones básicas, uno de los recursos que da de Gracia utiliza es que los jóvenes estudiantes adopten posiciones clave de cordilleras, de instalaciones de energías renovables e incluso que simulen corrientes de aire para reproducir situaciones reales. Una manera muy gráfica y participativa de entender el binomio entre meteorología y generación de energías 100% limpias.

Hasta 8 escuelas del Alt Urgell y la Cerdanya se han beneficiado hasta ahora de esta formación, entre las que está la Escuela Pla de Sant Tirs, la Escuela La Valira y la Pau Claris de la Seu d’Urgell, el centro Alfons I de Puigcerdà, el ZER de Narieda (Organyà) y la Escuela de Llívia. Los talleres están en marcha la primavera y principios del verano y se iniciarán de nuevo el próximo curso escolar a todas aquellas escuelas que estén interesadas.

Para el responsable de estos talleres didácticos, “es muy oportuno que los jóvenes sepan donde viven, sean conscientes del entorno en que se encuentran y cómo se comporta climáticamente. Que sepan que hay centrales hidroeléctricas en funcionamiento en el Pirineo gracias al río Valira “. En definitiva, “que tomen conciencia de dónde viven y qué energías tenemos al alcance para reducir el consumo fósil al máximo”.

Es clave que los jóvenes sepan dónde viven y cómo se comporta climáticamente el entorno en que se encuentran, que sepan que hay centrales hidroeléctricas en funcionamiento en el Pirineo gracias al río Valira, por ejemplo.

Educación ambiental jugando

Uno de los recursos que se utilizan en la formación es el juego de la contaminación, inspirado en propuestas lúdicas bien conocidas por parte del alumnado. Con ello, se les explica el ciclo del carbono, porqué el CO2 es responsable del cambio climático, porque tenemos que intentar evitar emisiones y revertir la curva de CO2, porqué llueve más en la montaña que en los valles, etc. “A cada niño le otorgo el nombre de una montaña del Pirineo, se sitúa donde le corresponde geográficamente, mientras otros hacen de nube y experimentan directamente el comportamiento de la meteorología pirenaico”, explica Albert de Gracia.

El ámbito geográfico que abarca es todo el Pirineo, desde Navarra y el País Vasco hasta Cataluña y Francia, y de momento ya se han beneficiado de este aprendizaje entre lúdico y sensibilizador unos 150 alumnos.

Los mapas son el gran recurso de los compañeros de Meteo Pirineus. Como buenos guías de montaña, se les hace infinitamente más fácil explicar la meteorología encima de la representación del terreno, ayudados por coordenadas y líneas de nivel que representan desniveles. En tiempos de Covid-19, para poder garantizar que la formación cumple con la distancia necesaria, los mapas se han impreso y se muestran desde paneles plastificados. Los talleres se realizan al aire libre y forman parte de las sesiones formativas de los alumnos.

Si no et vols perdre les últimes notícies…