Durante el ejercicio de 2016, PEUSA ha contribuido con 172.173€ a la financiación de diferente tipo de acciones sociales destinadas al apoyo de las personas más desfavorecidas y con menos recursos de la comarca de l’Alt Urgell. Las principales acciones consisten en: el pago de las facturas de personas en condición de Pobreza Energética, la financiación del Bono Social y a donaciones económicas a varias entidades comarcales sin ánimo de lucro dedicadas a fines sociales. Las contribuciones que anualmente realiza PEUSA a estas causas forman parte de su política de responsabilidad social corporativa, prioridad y fundamento del conjunto de las acciones que desarrolla la empresa des de hace años en el ámbito social.

De la totalidad de la contribución se han destinado 61.673€ al pago de las facturas de suministro eléctrico de las personas en riesgo de exclusión residencial, comúnmente conocido, según la Llei 24/2015 de la Generalitat de Cataluña, como Pobreza Energética. La implicación de la empresa en este sentido es máxima. La coordinación permanente con Servicios Sociales, tanto de l’Alt Urgell como de la Cerdaña, es fundamental para poder cumplir con este cometido. A día de hoy podemos afirmar que no se ha realizado ningún corte de suministro a personas en riesgo de exclusión social.

Otra partida que suma 72.500€ se ha destinado a la financiación del Bono Social. PEUSA está obligada a hacer esta aportación al Bono Social, aunque no puede ofrecer la tarifa correspondiente a sus clientes.  Más información en el apartado Bono Social.

Dentro del ámbito de la Acción Social, PEUSA también colabora con diferentes entidades comarcales que dan apoyo a las personas más necesitadas.  Estas entidades son Cáritas d’Urgell, Nou Grapats, Gran Recapte d’Aliments, Taller Claror y Sedis Airam.  La aportación económica incluida en el presupuesto de 2016 ha sido de 38.000€.

El conjunto de las acciones descritas supone un compromiso que se inició hace décadas y que PEUSA mantiene año tras año.